El diseño web es esencial para que tu página resulte atractiva a los visitantes. Y que estos, así, puedan interesarse en ella e investigarla a fondo. Sin embargo, no es lo único que puedes hacer, ni mucho menos. Hay una amplia serie de elementos que tienes que considerar previamente, y cuyo cumplimiento será esencial para que tu página tenga, verdaderamente, éxito.

Cómo prepararse para Internet

Estos serán algunos de los elementos de tu garaje de ideas:

– Objetivo. Estilo de empresa, tipo de comunicación que vas a llevar y demás. Es decir: tienes que entender a quién te diriges y qué buscas de ellos: ¿seguidores, ventas? En ambos casos habrá que optar por modelos diferentes de páginas con los que trabajar.

– Dominio. Un dominio puede ser un elemento a favor a la hora de conseguir unos mejores resultados. Por ejemplo, en el SEO (posicionamiento en buscadores). Y es que si tu dominio cuenta con la palabra para la que te quieres posicionar, es más probable que lo consigas. Por lo tanto, es un elemento sobre el que también cabe reflexionar.

– Contenidos. Estos son esenciales. Tu página, una vez se lance, necesita una serie de textos y de elementos explicativos, ya sea para tu landing o para otras secciones. Incluso, antes del blog, tienes que tener ya determinado qué es lo que va a quedar explicado y qué no. Piensa que gracias a este tipo de frases y a su estilo es como vas a conseguir conectar adecuadamente con tu público. Y es que cada segmento diferente va a exigir unas cosas u otras.

– Una estrategia SEO. Esencial, no solo para los propios contenidos de la web, sino prácticamente para todo. Una vez tengas marcado el objetivo, llega el momento de determinar cómo puedes conseguirlo en Google. El SEO es algo que hay que trabajar desde el primer momento. En caso contrario, tu página quedará poco definida y estructurada, y perderás mucho tiempo tratando de reorganizarla. Por lo tanto, la estrategia de las palabras clave tiene que ser un punto de arranque.

– Imagen corporativa. Los colores, en el subconsciente, dicen mucho más a los usuarios de lo que pueda parecer. También este aspecto tienes que trabajarlo con el debido tiempo. En esta parte tienes que elegir el logo, las creatividades, y los elementos de diseño visual que van a definir el tono más artístico de tu marca.

– Finalmente, el estilo. Si quieres encargar una web que tenga éxito, tienes que habar con los diseñadores y orientarles un poco acerca de tu criterio estético. A fin y al cabo, eres tú el principal afectado por ella y a quien tiene que gustarle. Por ello, tienen que ver ejemplos de qué es lo que realmente te resulta atractivo visualmente, o qué tipo de textos te son interesantes. Así, podrán trabajar mucho más rápido y ofrecerte un mejor resultado.

En conclusión, el diseño web es esencial para mantener una buena comunicación online con los usuarios que estén interesados en tu empresa. Y, siguiendo estos consejos, puedes tener una página a medida que verdaderamente cumpla los requisitos que quieres que se logren.

Habla con nosotros y forma parte de nuestro Garaje de Ideas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: